¿Por qué Acción Colectiva?

Por Hever Ascuntar y Valentina Monroy Briceño

A un llamado por Facebook respondimos inmediatamente a la idea y se generó la acción. Con un grupo de Whatsapp y una primera reunión, donde descubrimos las múltiples propuestas innovadoras del gremio; entendimos que debíamos fortalecernos, darnos a conocer, generar impulsos y capacitarnos en distintas habilidades que ayuden en el futuro a los psicólogos que ven en el emprendimiento, una alternativa que nos lleve a romper los tradicionales esquemas de empleabilidad en los cuales estamos inmersos.

Al ver la dinámica, supimos que  nuestro futuro como gremio podría ser mejor en el corto y mediano plazo; no solo como profesionales, sino como una respuesta sólida y contundente, frente al déficit de atención de la salud mental en nuestro país. Es muy importante aclarar que la Psicología, no solo está compuesta de colegas que basan la búsqueda de soluciones desde el ámbito clínico; muy valioso por cierto, sino también en el reconocimiento de múltiples dinámicas que se construyen desde la educación, las acciones que implican construcción de procesos sociales, familiares, organizacionales, psico – jurídicas, y en todos los contextos donde existan seres humanos interactuando. No obstante todo esto, decantamos en medio de este compartir de experiencias, enseñanzas y discusiones, que en la diversidad de enfoques nos complementamos, dejando de lado discusiones estériles sobre la razón y la preponderancia de un enfoque sobre otro. 

Le apuntamos a vincular a todos los actores, incluso a los universitarios, estudiantes de colegios, profesores y padres de familia, porque en ellos también reconocemos gran potencial para sacar adelante estos procesos. Las organizaciones también juegan un papel importante, porque en ellas; a través de la innovación, se construyen dinámicas de adaptación a nuevos espacios de trabajo, donde se hace necesario equilibrar la ejecución de las cargas laborales con el bienestar. Psicólogos Emprendedores Acción Colectiva, es un llamado para conocer lo que está haciendo el gremio, en distintos escenarios, como lo social, lo jurídico e incluso en el deporte.

Sabemos que  el día a día tiene múltiples dificultades y sabemos también que emprender no es fácil, pero si somos capaces de reconocer a la psicología y su creatividad como un insumo para hacerlo; el camino no será imposible. Lo colectivo nos lleva a unir esas múltiples fuerzas e ideas, para que todo este proceso, esta historia y este sueño que cada persona tiene, sea llevadero, reflexivo, que se piense desde el aprendizaje y el reconocimiento de las capacidades que cada uno como ser humano capaz de generar transformaciones posee.

Muestra de lo anterior, fue el maravilloso momento que nos impulsó a organizarnos de una forma concreta; nuestra primera feria. Espacio que nos posibilitó conocernos y a la vez desnudar con humildad, que no todos tenemos claro lo que es el emprendimiento. Pero precisamente a través de esta acción colectiva, también supimos que la experiencia de aquellos que han avanzado, puede conectarse y articularse en forma de redes, para coadyuvar otros propósitos.

La Real Academia Española, define el emprendimiento de la siguiente manera:

“Se conoce como emprendimiento a la actitud y aptitud que toma un individuo para iniciar un nuevo proyecto a través de ideas y oportunidades. El emprendimiento es un término muy utilizado en el ámbito empresarial, en virtud de su relacionamiento con la creación de empresas, nuevos productos o innovación de los mismos” La razón de esto, es porque el emprendimiento se encuentra ligado a ideas innovadoras que buscan solucionar en el mercado algún problema.

La salud mental de Colombia no es la mejor, incluso mucho antes de habernos afectado por la situación de la pandemia  que se dio a causa del contagio por COVID-19; los suicidios, el estrés y las ansiedades han aumentado de manera significativa, panorama que nos reta como profesionales a innovar para que la sociedad en su amplia variedad, desdibuje el viejo concepto que se encuentra ligado a la cultura como un tabú. La necesidad de la atención psicológica es evidente, y en gran escala; sin embargo, los psicólogos seguimos en una lucha incansable, que generalmente finaliza en el frustrante encuentro de empleos mal pagos.

Es aquí cuando la idea de emprender desde la psicología sale a flote. ¿Qué pasa si, como colectivo y entendiendo la necesidad del momento, iniciamos a ofrecer nuestros servicios de manera dinámica e impactante? ¿Y si nos unimos y trabajamos como colectivo? ¿Le mostramos al resto del mundo la importancia y la necesidad de la atención psicológica en la actualidad? Los cuestionamientos son bastantes y el campo de acción es enorme, solo resta tomar la decisión y comenzar a generar ideas para que terminen en servicios y soluciones a una población que pide a gritos una acción de manera inmediata.

Pero, ¿Quién nos apoya como gremio para llevar a estos emprendimientos a niveles que generen empleabilidad y sostenibilidad dentro del mismo gremio? Las respuestas aquí también son diversas. No vemos a nadie en ese papel, la sociedad no cree en la ciencia de la psicología, las malas prácticas de algún profesional y la poca importancia que se le da a la salud mental, no facilitan las cosas; pero pese a esto, estamos buscando caminos que visibilicen y normalicen el tomar los servicios de un psicólogo y en este sentido, invitamos a todos y cada uno de l@s psicolog@s a la acción colectiva, porque no podemos esperar que alguien venga a solucionar lo que por naturaleza formativa nos corresponde a nosotros.